Clasificación Energética de Electrodomésticos

Clasificación energética

De la cocina procede una gran parte del consumo electrico de nuestros hogares y por ello, los electrodomésticos de alta eficiencia energética pueden ser nuestro mejor aliado ante la factura de la luz. Hoy desde Liana te explicamos todos los trucos de la clasificiación energética que los fabricantes nos ofrecen en Europa.

 

A día de hoy podemos encontrar hasta 10 clasificaciones de las cuales las más eficientes suelen estar reservadas a frigoríficos, ya que son por excelencia el electrodoméstico que permanece toda su vida útil en funcionamiento y que por lo tanto, más importancia tiene su consumo.

Desde 2013 los frigoríficos y congeladores comercializados en Europa deberán tener cómo mínimo una clasificación energética de tipo A, por lo que encontraremos en el mercado frigoríficos y congeladores de clasificación energética A, A+, A++ y A+++.

 

La diferencia entre estas cuatro clasificaciones es significativa ya que podemos conseguir una diferencia de hasta un 60 % en la clasificación energética A+++ respecto de la A. Pudiendo obtener un  ahorro de mas de 40 € al año lo que supone unos 400 € a lo largo de la vida útil del electrodoméstico (10 años de media). 

 

 

Además, la pegatina de eficiencia nos da otra serie de datos que nos pueden ser muy útiles, como el consumo de energía anual , la emisión de ruidos, la capacidad en volumen del aparato, el consumo de agua en litros, la eficacia en el centrifugado, la clase de eficacia en el secado y otros en función del aparato, aportandonos una visión general del mismo.

 

Esperamos que te sea muy útil, os dejamos la zona de comentarios para que nos pregunteís, opineís y nos digaís que os ha parecido. Saludos.

Escribir comentario

Comentarios: 0