Trucos para limpiar tu frigorífico

Limpiar tu frigo

Trucos para dejarlo como el primer día.

Estas son las 3 cosas que no puedes olvidar si quieres que tu frigorífico te acompañe muchos, muchos años… Limpia tu frigorífico con frecuencia. Recuerda que vas a comerte todo lo que guardas en tu frigorífico, así que más vale que esté limpio.

Esto es lo que tienes que hacer:

 

1. ¿Cómo limpiar el frigorífico por dentro?

En primer lugar, saca todos los alimentos de la nevera y guárdalos en un lugar frío para que no se estropeen. Por seguridad también debes desconectar el frigorífico, además así evitarás un consumo excesivo de energía al tener tanto tiempo la puerta abierta.

A continuación, extrae todos los cajones y bandejas y lávalos por separado con un paño humedecido en agua y jabón neutro. Haz lo mismo con el interior de la cavidad. No utilices estropajos metálicos, esponjas que rayen ni productos de limpieza agresivos.

Finalmente, aclara todos los elementos, sécalos bien y colócalos en su sitio. Ahora ya puedes encender tu frigorífico y volver a guardar los alimentos. Repite estos pasos aproximadamente cada dos meses.

 

2. ¿Cómo limpiar las puertas del frigorífico?

Si son de color blanco, puedes limpiarlas igual que el interior. Sin embargo, si son de acero inoxidable requieren unos cuidados específicos. Puedes limpiarlas con este set especial o, simplemente, con un paño y jabón neutro. Para ello, frota en la dirección de las vetas del acero para evitar rayas y seca bien la superficie con un paño suave. Si tu frigorífico tiene puertas de acero antihuellas, la limpieza será todavía más fácil.

Para terminar puedes aplicar unas gotas de aceite de oliva o de un aceite especial para acero inoxidable, y así recuperarás el brillo.

 

Prevenir los malos olores en el frigorífico.

El frigorífico está lleno de alimentos con distintos sabores y aromas que pueden contaminarse entre sí, por eso es importante que guardes todos los alimentos tapados y en el compartimento adecuado. Si a pesar de esto aparecen olores que no te gustan, puedes utilizar algunos remedios naturales: zumo de limón o un limón partido en dos, posos de café o bicarbonato. Todos ellos neutralizan perfectamente los olores, bastará con que pongas un poco en un recipiente abierto y lo guardes en la nevera.

 

Descongelar el congelador.

Si tu frigorífico es NoFrost, puedes obviar este punto. En caso contrario, tendrás que descongelar la nevera aproximadamente una vez al año. Esto es muy importante para que tu frigorífico funcione correctamente, ya que la escarcha acumulada hace que enfríe peor y gaste más energía. ¿Cómo descongelarlo?

a. Si tu congelador tiene la función Congelación “Súper”, actívala unas 4 horas antes de desescarcharlo. Así los alimentos congelados alcanzarán temperaturas aún más bajas y estarán preparados para que puedas sacarlos del congelador.

b. Desconecta y desenchufa el electrodoméstico o desactiva el fusible correspondiente.

c. Extrae los cajones con los alimentos en su interior y guárdalos en el lugar más frío posible.

d. Si tu frigorífico lo tiene, abre el desagüe para el agua de descongelación. Si no, simplemente deja que el hielo se vaya derritiendo.

 

Descongelar el congelador

e. Pon una bandeja o unas cuantas toallas en el suelo para recoger el agua. Puedes acelerar el proceso colocando recipientes con agua caliente dentro del congelador.

f. Cuando haya desaparecido toda la escarcha, seca el congelador, conéctalo de nuevo e introduce los alimentos.

Recuerda consultar el manual de instrucciones de tu frigorífico, ya que cada modelo tiene unas características diferentes.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0